DETERMINAR SI ES POSIBLE QUE LA ENFERMEDAD DEL LACTANTE MENOR DE 2 MESES DE EDAD SE TRATE DE UNA INFECCIÓN BACTERIANA



Este paso de la evaluación se lleva a cabo en todo lactante menor de 2 meses de edad que se encuentre enfermo.
En este paso usted buscará signos de infección bacteriana, especialmente una infección grave.
Estos niños pueden enfermarse y morir muy rápido por infecciones bacterianas graves como la neumonía, septicemia y meningitis.

Pregunte sobre los antecendentes de embarazo, parto e internaciones del lactante. Los procedimientos invasivos que pudieran habérsela realizado al recién nacido pueden haber lesionado su barrera de protección y estar relacionados con una infección bacteriana grave.

Es importante evaluar los signos en el orden en que aparecen en la tabla y mantener tranquilo al lactante.
Este debe estar tranquilo y puede estar dormido mientras usted evalúa los signos, o sea, mientras cuenta la respiración y observa si presenta tiraje subcostal, aleteo nasal y/o quejido.

Para evaluar los signos siguientes, usted pedirá a la madre del lactante que le quite la ropa, mirará la piel de todo el cuerpo y le tomará la temperatura. Para entonces probablemente esté despierto. Usted podrá ver entonces si está letárgico o inconsciente y observar sus movimientos.
 

PREGUNTAR:

OBSERVAR, ESCUCHAR,PALPAR:

·   ¿Cómo ve al niño?

·  ¿Rechaza el alimento?

·  ¿Tuvo el niño  convulsiones?

Letárgico o inconsciente

· ¿Se mueve menos de lo normal?

· Contar las respiraciones en un minuto


Repetir si el recuento es alto

· Tiraje subcostal grave

· Tiene aleteo nasal

· Quejido

· Fontanela abombada

· Supuración de ombligo y


Enrojecimiento de la piel

· Tomar la temperatura

· Pústulas en la piel

· Irritable, llanto continuo

· Cianosis

· Apnea

· Sibilancias

· Tos

A continuación se describe cómo evaluar cada signo.

PREGUNTAR:    ¿Cómo ve Ud. a su hijo?

Es necesario averiguar si el niño se ve distinto de lo habitual.
La opinión de la madre es muy valiosa y debe ser considerada.

                          ¿Come cuando se le ofrece? ¿ Lo mismo que todos los días?
 Si el niño no come cuando se le ofrece o ingiere menos de la mitad de lo habitual se considera que rechaza el alimento.
                           ¿Ha tenido el lactante convulsiones?
 Realice estas preguntas a la madre.

OBSERVAR:       Cuente las respiraciones en un minuto. Repita el recuento si es elevado.

Cuente la frecuencia respiratoria como lo haría con un lactante mayor o un niño pequeño. Los lactantes menores de 2 meses de edad generalmente respiran a un ritmo más rápido que los lactantes mayores y los niños pequeños.  
La frecuencia respiratoria de un lactante menor de 2 meses de edad sano es comúnmente de más de 50 por minuto. De modo que 60 o más  respiraciones por minuto es el límite empleado para determinar que hay respiración rápida en estos niños.

Si el primer recuento es de 60 o más respiraciones, cuente de nuevo. Esto es importante, porque la frecuencia respiratoria de un lactante menor de 2 meses de edad suele ser irregular. Es posible que un lactante de esta edad deje de respirar ocasionalmente por unos pocos segundos, a lo que seguirá un período de respiración más rápida. Si la segunda vez también cuenta 60 o más respiraciones, se ha certificado que la respiración es rápida.

OBSERVAR: si el niño respira con apneas.

Como se mencionó, el lactante menor de 2 meses, puede especialmente en las primeras semanas de vida, respirar en forma irregular.
Estas pausas son seguidas de intervalos de respiración más acelerada. ésto es normal. Pero puede haber lactantes enfermos que dejen de respirar por periodos más prolongados (20 segundos) estas pausas son apneas.

OBSERVAR si hay tiraje subcostal grave.

Observe el tiraje subcostal como observaría el tiraje subcostal de un lactante mayor o un niño pequeño. 
Sin embargo, existe un tiraje subcostal leve normal en un lactante menor de 2 meses de edad debido a que la pared torácica es blanda. Cuando se encuentra presente tiraje subcostal grave, éste es muy profundo y fácil de reconocer. Es un signo de neumonía y es grave en un lactante menor de 2 meses de edad.

OBSERVAR si hay aleteo nasal.

El aleteo nasal es el ensanchamiento de las ventanas de la nariz cuando el lactante inspira.

Posición normal de las ventanas nasales Las ventanas nasales se ensanchan cuando el lactante inspira 


 
OBSERVAR Y ESCUCHAR para saber si hay quejido.

El quejido se refiere a los sonidos suaves y breves que un lactante menor de 2 meses de edad produce al exhalar. El quejido se produce cuando el lactante tiene dificultad para respirar.

OBSERVAR Y ESCUCHAR para ver si está irritable, con llanto continuo.

Los lactantes menores de 2 meses duermen normalmente muchas horas por día. Un signo de irritación neurológica es el llanto sin pausa, que no cesa ni con la alimentación ni con el contacto con la madre.

OBSERVAR Y ESCUCHAR para saber si hay sibilancias.

La sibilancia es el sonido que realiza el aire al pasar durante la espiración, por un bronquio obstruido, disminuido de calibre. Es parecido a un silbido suave.

OBSERVAR Y ESCUCHAR para saber si hay tos.

OBSERVAR Y PALPAR para ver si la fontanela está abombada.

La fontanela, el espacio blando en la coronilla del lactante menor de 2 meses de edad, donde los huesos de la cabeza no se han formado por completo puede estar dilatada o abombarse como signo de meningitis.
Sostenga al lactante menor de 2 meses de edad en posición semierecta. El lactante no debe estar llorando.
Observe y palpe la fontanela. Si estuviera abombada en lugar de plana es posible que tenga meningitis
 

Fontanela normal
Fontanela abombada

OBSERVAR el ombligo - ¿está rojo o supura? ¿Se extiende el enrojecimiento a la piel?

Puede haber algún enrojecimiento en el extremo del ombligo, o el ombligo puede estar supurando.
(El cordón umbilical generalmente se desprende del ombligo una semana después del nacimiento.)
La gravedad de la infección está determinada por la medida en que se extiende el enrojecimiento por debajo del ombligo. Si el enrojecimiento se extiende a la piel de la pared abdominal (como se observa en este dibujo), se trata de una infección grave.

OBSERVAR: si el niño tiene cianosis, es decir si la piel y/o las mucosas han adquirido un color azulado.

Se debe observar la piel alrededor de la boca, la lengua y el lecho ungueal. Es un signo TARDIO de gravedad, manifiesta la baja saturación de oxígeno.

PALPAR: Tome la temperatura (o palpe para ver sí el menor de 2 meses de edad tiene fiebre o temperatura corporal baja).

En los dos primeros meses de vida la fiebre (temperatura axilar superior a 37,5°C o temperatura rectal superior a 38°C) es poco común. Si el lactante menor de 2 meses de edad tiene fiebre, es posible que tenga una infección bacteriana grave. Además, la fiebre puede ser el único signo de infección bacteriana grave.
Los lactantes menores de 2 meses de edad también pueden reaccionar a la infección bajando la temperatura corporal a menos de 35,5°C (temperatura rectal de 36°C). La temperatura corporal baja se denomina hipotermia.

Si no tiene un termómetro, palpe el abdomen del lactante o la axila y determine si se siente caliente o extraordinariamente frío.

OBSERVAR si hay pústulas en la piel. ¿Hay muchas pústulas o pústulas graves?

Examine la piel de todo el cuerpo. Las pústulas cutáneas son manchas o ampollas coloradas que contienen pus. Si usted ve pústulas, ¿son pocas o muchas? La gravedad de estas lesiones de piel depende de su número o de su tamaño y del enrojecimiento periférico.


OBSERVAR:Vea si el lactante menor de 2 meses de edad está letárgico o inconsciente.

Los lactantes menores de 2 meses de edad suelen dormir la mayor parte del tiempo, lo cual no es signo de enfermedad. Aun cuando está despierto, el lactante de esta edad sano, por lo común no observará a la madre ni al profesional de salud mientras hablan, como lo haría un lactante mayor.

Un lactante menor de 2 meses de edad letárgico no está despierto ni alerta cuando debería estarlo. Puede estar adormecido y no permanecer despierto después de haberlo estimulado. Si el lactante no se despierta durante la evaluación, pida a la madre que lo despierte. Observe si se despierta cuando la madre le habla o lo sacude suavemente o cuando Ud. aplaude. Vea si permanece despierto.

Es imposible despertar a un lactante menor de 2 meses de edad que esta inconsciente. No responde cuando se le toca o se le habla.

OBSERVAR los movimientos del lactante menor de 2 meses de edad. ¿Se mueve menos  de lo normal?

Si usted lo observa atentamente verá que el lactante sano mueve normalmente los brazos y las piernas o gira la cabeza varias veces en un minuto cuando esta despierto. Observe los movimientos del lactante mientras lleva a cabo la evaluación.

Clasificar Infección Bacteriana

Ejercicio A