DIAGNÓSTICO Y TRATAMIENTO

 Los antecedentes y el examen físico son muchas veces suficientes para diagnosticar un envenenamiento y sugerir el tratamiento adecuado:

En muchas oportunidades el niño ingresa intoxicado sin saber sus padres cual fue la sustancia. involucrada. En estos casos se debe comenzar por una minuciosa historia del incidente. Varias características de los envenenamientos en niños hace que la recolección de antecedentes sea una herramienta clínica útil. Típicamente los niños pequeños se intoxican en forma accidental con drogas o sustancias que están en la casa y que les resultan atractivos y disponibles. En la mayoría de los casos los niños se envenenan con un solo agente y no con múltiples drogas.

A menudo los padres o cuidadores presenciaron que el niño “comió” una medicación y pueden ser capaces de identificar el veneno agresor, la dosis y el momento de la ingestión.

Incluso si los cuidadores no presenciaron la ingestión en forma directa, pueden detallar los lugares a los que el niño tiene acceso y realizar una lista de los potenciales venenos. Puede ser útil que los padres escriban las medicaciones y productos que fueron utilizados en las últimas 24 horas. Los niños observan con mucha atención y a menudo imitan las acciones de los padres.

En el paciente sintomático, los signos físicos específicos pueden señalar el diagnóstico diferencial:

 Por ejemplo, las pupilas mióticas pueden sugerir una intoxicación por narcóticos o sustancias colinérgicas. Se debe prestar especial atención al estado mental del paciente y al examen neurológico, los signos vitales, el tamaño y reactividad de las pupilas, el color de la piel y los ruidos intestinales.

A menudo los signos encontrados pueden agruparse en síndromes los cuales reconocen la acción de determinada sustancia.

Aún los laboratorios más sofisticados pueden detectar solo una pequeña fracción de sustancias disponibles, por lo que el diagnóstico por este medio no siempre es posible..

Además la capacidad para realizar estudios toxicológicos de cada hospital es diferente.

Sin embargo algunos estudios de laboratorio nos pueden ayudar con información útil. Los estudios del suero pueden detectar una hipoglucemia o acidosis metabólica, que pueden ser manifestaciones ominosas de envenenamiento.

En otras ocasiones pueden ser de utilidad estudios de la función renal, hepática, determinación de monóxido de carbono o metahemoglobina.

El electrocardiograma y las radiografías nos pueden mostrar sucesos que nos adviertan sobre este caso.

Más allá de lo expresado, la habilidad para reducir la morbilidad y la mortalidad depende de una rápida y adecuada intervención.

Y en estos niños intoxicados, los pasos principales constituyen la evaluación y estabilización de la vía aérea y la mantención de sus funciones vitales.

Como utilizar medicamentos y productos en condiciones de seguridad:

 Medidas generales ante accidentes:

 Si llegase a haber algún tipo de accidente con medicamentos o con productos químicos no pierda la calma. Tranquilícese y no se desespere. Lo más importante es saber como actuar.
En todos los casos es recomendable la consulta médica oportuna en el menor tiempo posible. Es importante saber a donde dirigirse para lo cual cerciórese si figura una dirección o un teléfono de centros asistenciales en el envase del producto químico o prospecto del medicamento. Allí le informarán e indicarán ciertas medidas que se pueden implementar hasta el arribo al centro asistencial.
Existen diversas acciones que pueden servir para disminuir la absorción del tóxico como por ejemplo el vómito, lavado gástrico, diuresis, lavado de piel, ventilación, etc. Hay que tener en cuenta que cada tóxico se comporta de distinta manera en su modo de absorberse y de hacer daño; por lo cual cada producto puede tener una medida útil solo para él y no para otros. Por ello siempre es recomendable consultar e indicar al profesional, siempre que se pueda, de que sustancia se trata, cuál fue la cantidad aproximada, por qué vía ha ingresado y cuál fue el tiempo en que se produzco el accidente.

 Una vez en el centro asistencial el equipo tratante se encargará de hacer lo indicado en base a cada producto involucrado.